Archivos


2018

Portada

Vol 76, No 184 (2018)

La falsa coral arborícola (Rhinobothryum bovallii) es una de las serpientes más enigmáticas documentadas para Venezuela. Es una especie de gran tamaño (hasta 1,76 m), ovípara, opistoglifa, nocturna, de hábitos tanto arborícolas como terrestres, y se alimenta de pequeños vertebrados, especialmente lagartijas que captura mientras duermen. Habita en bosques húmedos y pluviales de tierras bajas y bosques premontanos y montanos, desde Honduras en Centroamérica hasta Ecuador en Sudamérica. A pesar de su amplia distribución y su coloración vistosa, es considerada una especie rara y difícil de hallar. Fue reportada para Venezuela en 1965 a partir de un ejemplar juvenil hallado en la sierra de Perijá. Desde entonces ningún ejemplar adicional había sido referido para el país. En este nuevo número de Memoria se documenta el redescubrimiento de esta serpiente para Venezuela, transcurridos 53 años de su primer registro. (Texto: Fernando J.M. Rojas-Runjaic; Foto: Marco Natera Mumaw)


2017

Portada

Vol 75, No 183 (2017)

Naobranchia lizae (Krøyer, 1863) en branquias de Chilomycterus antillarum Jordan y Rutter,1897, (pez erizo). Este organismo muestra la significativa transformación que el estilo de vida parasitario puede inducir en una especie. Solo el estudio embriológico y larvario permitió colocarlo entre los copépodos (crustáceos), a los cuales como adulto no seasemeja. Ha desarrollado adaptaciones notorias como gran tamaño, alta fecundidad, reducción de apéndices y transformación corporal. Una en particular, maxilas modificadasen forma de cintas, le permite fijarse a su micro-hábitat causando mínimas lesiones en el tejido branquial. No obstante, su relativa corpulencia sugiere un significativo impacto energético para su hospedero. (Foto: Juan Carlos Medialdúa).

2014

Portada

Vol 74, No 181 (2014)

El ejemplar de la portada es el gasterópodo fósil  Calliostoma (Calliostoma) calderense Landau y Silva, 2010, nombrado así por su localidad Tipo, Cañón de las Calderas, Isla de Cubagua, estado Nueva Esparta, Venezuela. Su ubicación geológica corresponde al Plioceno Inferior. El ejemplar de al menos 3,5 millones de años se encuentra depositado como Holotipo en el Museo Oceanológico Hno. Benigno Román. Los museos cumplen la función de resguardar y preservar los hallazgos que se producen en el tiempo, y mantienen para el futuro una información cuya transcendencia no tiene límites previsibles, por lo que se los considera patrimonio de la humanidad. En este número se presenta un listado de las muestras de invertebrados marinos en ese museo que son ejemplares Tipo con los que se describió nuevas especies. (Foto: Juan Carlos Capelo)


2013

Portada

Vol 73, No 179 (2013)

La comadrejita ratona lanuda es un marsupial didélfido con una amplia distribución geográfica en Venezuela. Es de hábitos arbóreos y nocturno, asociado con bosques primarios o con baja afectación antrópica. En la actualidad se reconocen cuatro subespecies para Venezuela; una de ellas, Marmosa demerarae meridae (representada por la foto de nuestra portada), es un habitante común de los bosques nublados de la Sierra de Aroa en el Estado Yaracuy. Hasta la fecha, no se cuenta con estudios de poblaciones que evalúen el grado de conservación y las posibles amenazadas que pueda estar enfrentando este taxón en toda su área de distribución; sin embargo, aunque pareciera ser un animal común en ambientes boscosos, se hace necesario generar información ecológica y biológica para poblaciones que se encuentran en áreas aisladas y con alto crecimiento urbano en sus alrededores, como es el caso de la Sierra de Aroa. (Foto: Helga Terzenbach).

2012

Portada

Vol 72, No 177 (2012)

La tortuga arrau (Podocnemis expansa) es el quelonio fluvial de concha dura más grande del mundo, llegando a alcanzar los 89 cm de longitud de caparazón. Habita en los tributarios y cursos principales de los ríos Orinoco, Amazonas y Esequibo en el norte de Sudamérica, habiendo sido documentada para Colombia, Venezuela, Guyana, Brasil, Ecuador y Perú. La arrau es la tortuga continental más emblemática del Neotrópico, no sólo por su gran tamaño sino además por su conducta gregaria durante la temporada reproductiva y por su otrora gran abundancia. Estas notables cualidades la hicieron objeto de estudio por parte de naturalistas desde finales del siglo 18, e incluso le valieron mención en un pasaje ficticio de la novela de aventura “El Soberbio Orinoco” del célebre escritor francés Julio Verne. Desafortunadamente, esas mismas características la hicieron objeto de sobreexplotación por más de cuatro siglos; a la fecha muchas de sus poblaciones han sido diezmadas y casi extintas. Actualmente las poblaciones venezolanas de arrau están clasificadas en peligro crítico por la lista roja nacional y son objeto de varias iniciativas de conservación, tanto gubernamentales como no gubernamentales. Hoy en día es una de las especies emblemáticas de la conservación de la fauna silvestre nacional y la tortuga fluvial más estudiada en Venezuela. (Foto: FernandoJ. M. Rojas-Runjaic).

2011

Portada

Vol 71, No 175 (2011)

Entre los grandes mamíferos el yaguar (Panthera onca) ha visto reducida su población drásticamente en el último siglo en Venezuela. El esfuerzo para su conservación se ha centrado en las áreas protegidas, pero buena parte de estas están aisladas y no son extensas, esto lleva al consecuente problema de fragmentación del hábitat, deriva genética y endogamia. Para la supervivencia de esta icónica especie es necesario establecer corredores que permitan la conectividad entre los espacios favorables. Los autores de un ensayo que se publica en este número plantean que solo con un diálogo de saberes de todos los gremios involucrados, y muy en particular los conocimientos de los pobladores locales, son esenciales para transformar la sociedad que comparte el entorno natural con esta especie y lograr establecer los corredores necesarios para el intercambio de individuos. (Foto: W. Jȩdrzejewski, Hato Piñero Cojedes).

1 - 7 de 7 elementos    


ISSN: 2443–4968