SABER UCV >
2) Tesis >
Pregrado >

Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://hdl.handle.net/123456789/5457

Título : La iconoclasia en el arte contemporáneo. Análisis de tres casos de iconoclasia ocurridos en Caracas (1962-1972) a partir de la Teoría de la respuesta.
Autor : Salazar, María F.
Palabras clave : procesos iconoclastas
objeto artístico
desmaterialización de lo estético
actividad artística
obra de arte contemporánea
Homenaje a la necrofilia
Fecha de publicación : 17-Jan-2014
Citación : Tesis;H2011 S161 CD
Resumen : El problema que se plantea en las siguientes líneas corresponde a la distinción entre los procesos iconoclastas en el arte dentro de un período en el que existe una tendencia a cuestionar el carácter tradicional, casi sagrado, del objeto artístico. Esta constante no se dirige hacia la superación del objeto, sino que se trata de una desmaterialización de lo estético, en la medida en la que la reflexión icónica se desplaza hacia las relaciones alegóricas entre el objeto y su contexto: en este sentido, el objeto está visto como un catalizador que sugiere las creaciones y re-creaciones de significados por parte del espectador, a través de los cuales la obra se re-elabora continuamente. Aunque la tradición iconoclasta tiene muy larga data dentro de la actividad artística, la dificultad con respecto al reconocimiento de estos actos se intensifica con la obra de arte contemporánea, ya que si actualmente la obra desborda al objeto artístico y la transgresión de los cánones parece la norma que priva, en qué sentido y bajo cuáles circunstancias podría hablarse de iconoclasia. Así es que dentro de este análisis, el objeto de estudio lo constituyen la agresión que un profesor universitario realiza en contra del folleto de la exposición Homenaje a la necrofilia (1962) de Carlos Contramaestre, la destrucción de la Plataforma II (1969) que lleva a cabo Antonieta Sosa en la plaza Morelos de Caracas y la agresión física que realiza monseñor Augusto Laboren al Retrato espiritual de un tiempo (1972) de Miguel von Dangel. En el primer capítulo, denominado Iconoclasia. Etimología e historia del término, se realiza una revisión panorámica del cambio que experimenta la acepción de esta palabra en la medida en la que se modifica la noción de la imagen y de la mirada que maneja una sociedad. Además, se incluye la revisión de la Teoría de la respuesta y de la manera en la que se utilizó en el análisis de los tres casos de hostilidad con respecto al arte contemporáneo caraqueño. A partir de esta metodología, desarrollada por el historiador sudafricano David Freedberg, se tuvo acceso a una clasificación del proceso de iconoclasia en tres sentidos: la censura, la destrucción y la transgresión de los significados. No obstante, para llegar a discernir entre estas categorías y las agresiones a las piezas seleccionadas, se utilizaron dos esquemas de aproximación a los objetos artísticos contemporáneos: el primero es el de Simón Marchan Fiz, quien propone una metodología que pretende una aproximación al objeto artístico en los niveles sintácticos, semánticos y pragmáticos. En este esquema se conjugaron las características generales que Omar Calabrese le confiere a las obras de arte contemporáneas a partir de su teoría del gusto neobarroco. El segundo, tiene que ver con la importancia que adquiere el espectador como re-creador de la obra de arte, por lo que para reconocer los actos de agresión a las imágenes, se incluyó el modelo de clasificación de la recepción de la filósofa española Francisca Pérez Carreño, que plantea a los espectadores como inmediatos, dinámicos o finales, así como a sus respuestas en emocionales, enérgicas y lógicas. Papel de los padres de la moral y de las buenas costumbres, corresponde al título del Capítulo II, en el que se realiza una revisión del contexto histórico venezolano para la década de 1960 con un acercamiento a una época en la que la censura gubernamental y la censura de la crítica se manifestaron con gran fuerza, paradójicamente, durante el período inmediatamente posterior a la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez (1953-1958). Luego de esto, se presenta la revisión de los actos de agresión del Homenaje a la necrofilia, de la Plataforma II y del Retrato espiritual de un tiempo en el Capítulo III, titulado Perspectiva lúdica de la iconoclasia: reacción como vestigio, a través de la metodología de la teoría de la respuesta explicada en el Capítulo I. Y por último, el Capítulo IV corresponde a la Comparación de los actos iconoclastas, en donde se enfatizan los matices para la designación de un acto como censura, destrucción, transgresión o vandalismo –categoría que fue agregada al esquema de Freedberg. Mientras que en las conclusiones, a partir de la teoría del materialismo negativo de Juan Carlos López Quintero, se hace énfasis en la poca pertinencia de la utilización de metodologías de clasificaciones fijas en los estudios de obras de arte contemporáneas, pues ellas mismas son las que demandan del espectador -que en este caso es investigador- la manera en la que éste debe aproximárseles.
URI : http://saber.ucv.ve/jspui/handle/123456789/5457
Aparece en las colecciones: Pregrado

Ficheros en este ítem:

Fichero Descripción Tamaño Formato
Tesis.pdf1.2 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir

Los ítems de DSpace están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.

 

Valid XHTML 1.0! DSpace Software Copyright © 2002-2008 MIT and Hewlett-Packard - Comentarios