SABER UCV >
1) Investigación >
Artículos Publicados >

Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://hdl.handle.net/123456789/13168

Título : MEMORIA FAMILIAR E HISTORIA NACIONAL ANA PIZARRO, MICHAELLE ASCENCIO, JULIA ALVAREZ
Autor : Rivas, Luz Marina
Palabras clave : literatura latinoamericana
novela intrahistórica
ficciones de la nación
huellas indelebles
condición de inmigrantes
desarraigo
Fecha de publicación : 2003
Editorial : Akademos se publica bajo los auspicios de la Comisión de Estudios de Postgrado Facultad de Humanidades y Educación y eI Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico Universidad Central de Venezuela
Citación : vol. 5, nº 2
Resumen : Históricamente, se conocen como sagas los antiguos relatos en prosa, registros orales de los acontecimientos importantes para los islandeses entre los siglos X y XI. Según Enrique Bernárdez (2004, p. 1). De acuerdo con Bernárdez, en el mundo anglosajón las sagas relatan historias de familias. Sin embargo, la forma de la saga para la novela puede hallarse en la producción narrativa de todo el mundo. Las sagas contemporáneas no necesariamente refieren historias de familias eminentes, como las antiguas. Ya en el siglo XX, incluso, un escandinavo contemporáneo, el finlandés Mika Waltari, escribió la saga de una familia humilde en su novela De padres a hijos, donde cuenta la emigración de un campesino pobre a la ciudad de Helsinki, su trabajo como albañil en la ciudad, la constitución de su nueva familia y la vida de sus descendientes, que pertenecerían a la nueva burguesía pobre formada con la modernización del país. El nieto sería un universitario idealista y sin dinero. La historia novelada da cuenta no solo de los cambios de la familia, sino también de los del país en su tránsito entre siglos. Las novelas que se constituyen como sagas familiares han sido en América Latina formas de la novela intrahistórica, frecuentemente preferida por las escritoras por encima de los escritores, aunque no de manera exclusiva. La posibilidad de mostrar la visión del vencido, la historia anónima, las subjetividades subalternas, se ha realizado en la novela intrahistórica, ese tipo de novela histórica que privilegia la historia cotidiana, que se apropia para la ficción de las nuevas formas de historiar practicadas por muchos historiadores del siglo XX como los de la Escuela Annales, en Francia; la microstoria, en Italia;el new historicism, en Estados Unidos e Inglaterra, la microhistoria o historia matria, en México. Estas proposiciones de hacer historia se caracterizan por concebir que todo es historiable, no solo la política y la guerra, sino la infancia, la construcción de la feminidad, las mentalidades, las subjetividades, el clima, la vida privada y, por sobre todo, la historia anónima alejada del poder; que las fuentes no deben reducirse solo a los documentos, que el diálogo su función era múltiple: por un lado servían de entretenimiento, pero también guardaban los recuerdos históricos, las genealogías de las familias, los hechos más importantes que habían sucedido en el país, en cada región y en cada una de sus familias principales; servían así, en cierto modo, para mantener la relación entre familias del mismo origen establecidas en lugares distintos de la isla.
URI : http://saber.ucv.ve/jspui/handle/123456789/13168
ISSN : 1317-1798
Aparece en las colecciones: Artículos Publicados

Ficheros en este ítem:

Fichero Descripción Tamaño Formato
Memoria familiar e historia nacional Ana Pizarro Michaelle Ascencio Julia Álvarez.pdf1.98 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir

Los ítems de DSpace están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.

 

Valid XHTML 1.0! DSpace Software Copyright © 2002-2008 MIT and Hewlett-Packard - Comentarios